Creperas profesionales

Hay 4 productos.
  • Crepera profesional doble Premium Creps II, ideal para todo tipo de negocios de hosteleria y tiendas de alimentación. ¿A quien no le apetece un crep?. El crep es un complemento de puede ofrecer cualquier establecimiento de hosteleria y que su margen de beneficio es elevado y da para complementarlo y hacerlo sabroso, creativo y diferente.

    862.50 € 1,150.00 €
  • Crepera profesional individual Premium Creps I, ideal para todo tipo de negocios de hosteleria y tiendas de alimentación. ¿A quien no le apetece un crep?. El crep es un complemento de puede ofrecer cualquier establecimiento de hosteleria y que su margen de beneficio es elevado y da para complementarlo y hacerlo sabroso, creativo y diferente.

    487.50 € 650.00 €
  • Crepera profesional individual económica SINGLE CREP, ideal para todo tipo de negocios de hosteleria y tiendas de alimentación. ¿A quien no le apetece un crep?. El crep es un complemento de puede ofrecer cualquier establecimiento de hosteleria y que su margen de beneficio es elevado y da para complementarlo y hacerlo sabroso, creativo y diferente.

    393.75 € 525.00 €
  • Crepera profesional doble económica DOUBLE CREP, ideal para todo tipo de negocios de hosteleria y tiendas de alimentación. ¿A quien no le apetece un crep?. El crep es un complemento de puede ofrecer cualquier establecimiento de hosteleria y que su margen de beneficio es elevado y da para complementarlo y hacerlo sabroso, creativo y diferente.

    697.50 € 930.00 €
Mostrando 1 - 4 de 4 items

Modelos de creperas profesionales

Las creperas profesionales son un complemento ideal para cualquier negocio de hosteleria y tiendas de alimentación.

Se denomina a la receta europea de origen Francés hecha fundamentalmente de harina de trigo, con la que se elabora una masa en forma de disco, de unos 16 cm de diámetro. Se sirve habitualmente como base de un plato o postre, aplicándole todo tipo de ingredientes dulces La tortita es otro tipo de crep, hecho con levadura o gasificante, de menor diámetro (10 cm) y se hace a fuego lento, en vez de medio.

Historia de los crepes:

Las creps son originarias de la región de Bretaña, al oeste de Francia, en donde se llaman krampouezh; actualmente es un plato consumido a diario en todo el país, especialmente en el Chandeleur3​ o Fiesta de la Candelaria, como parte de la tradición local (habitualmente se sirven acompañados de sidra). En esta región francesa se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal y generalmente reservadas a los dulces y las galettes elaboradas con trigo sarraceno (o alforfón), en general reservadas a rellenos salados. Este tipo de trigo oscuro fue traído a Europa de China y a su paso por Europa Oriental dio origen a una comida similar, los blinis.

En Europa Central, se llama palačinka (República Checa, Serbia, Croacia), palatschinken (Austria), palachinca (Bulgaria) o palacsinta (Hungría), términos todos derivados del latín placenta. Según los estudios realizados, el origen de este plato se halla en la época del Imperio Romano, y las naciones que surgieron en sus antiguas provincias eventualmente continuaron preparándolo a través de los siglos. En la mayoría de las regiones alemanas es pfannkuchen y en neerlandés pannenkoeken (que proviene de unir las palabras ‘sartén’ y ‘torta’).

En España se suelen acompañar con nata montada, mermelada, azúcar, chocolate o embutido (generalmente jamón de York y queso) como desayuno o merienda en cafeterías y restaurantes. En Galicia y Asturias son, tradicionalmente, típicas de los carnavales. En Galicia se denominan filloas o freixós, y en Asturias fayuelos o frixuelos (frisuelos en Cantabria). En Sudamérica también se conocen como panqueques y tradicionalmente van rellenos de majar o dulce de leche, en Chile muy conocidos en Pichilemu siendo un postre muy típico del lugata.